ADEBA Argentina

ÚLTIMAS NOTICIAS

Fundación Banco Ciudad entregó los Premios DAIA 2017

Fundación Banco Ciudad entregó los Premios DAIA 2017

31/10/2017 09:06

En el auditorio del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (MAMBA), y junto con la Fundación Banco Ciudad, se realizó la entrega de la décima edición de los Premios DAIA.

 

Lo hizo luego de que los asistentes realizaran una visita guiada a la primera exposición panorámica del artista plástico Sergio Avello, muestra que recorre su amplia producción artística, desarrollada entre los años 1984 y 2010, momento de su temprano fallecimiento.

 

Los Premios DAIA se entregan cada año con el fin de reconocer a instituciones, empresas y personas que contribuyen con su tarea en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

 

La nómina de los premios y sus receptores fue la siguiente: Ciencia y Tecnología: Hospital Municipal de oncología Marie Curie; Periodismo y Comunicación: Diario La Nación; Solidaridad: Fundación Educando; Derechos Humanos: UNICEF Argentina; Arte y Cultura: Ciudad Cultural Konex; Responsabilidad Social: Jorge Neuss; e Inclusión y Diversidad: a siete instituciones integrantes del Colectivo de Organizaciones de Discapacidad: Fundación Pertenecer, Fundación Nosotros, Instituto Armonía, Instituto Fátima, Río Pintura, Asociación de padres de personas con discapacidad de San Isidro y Una mirada distinta.

 

Ariel Cohen Sabban, presidente de la DAIA, previo a la entrega de los premios, manifestó: “Hay algo en común en todos ustedes (los galardonados): aman servir al otro, que es uno de los preceptos más importantes en los que se basa la comunidad judía: querer a tu prójimo como a ti mismo. Ustedes lo demuestran con realidades, con acción, con presencia, construyendo nuestro país, desde los lugares más inhóspitos, donde quizás haya personas que no saben leer ni escribir; lugares donde no hay agua potable”.

 

Por su parte, el director ejecutivo de la DAIA, Víctor Garelik, presentó a las instituciones y personas premiadas, junto a un video institucional que reflejaba la labor de las instituciones distinguidas.

 

Directivos y funcionarios de la institución y la Fundación hicieron entrega del premio y, seguidamente, se los invitaba a saludar a los presentes. En todos los casos agradecieron a la DAIA el galardón recibido.

 

El representante de UNICEF en Argentina, Roberto Benes, manifestó que recibía el premio con orgullo y mucho compromiso “porque el premio es expresión de confianza. Expresión de confianza a una comunidad que ayuda, que está presente en su generosidad en la Argentina”. “Es un premio que recibo con el compromiso, porque a través de los resultados podemos honrar esta confianza. Este es el mensaje que quiero compartir esta noche, un mensaje de compromiso para cada niño. UNICEF está en Argentina para asegurar a cada niño, a cada adolescente, tener su oportunidad de ser un ser humano con potencial. Estamos en la Argentina trabajando en las provincias más pobres, en la capital. Trabajando con los pies en el barro y con la contraparte, el gobierno, apoyando cambios en las políticas públicas, en marcos normativos y en la opinión pública para asegurar que la infancia no sea solamente objeto de caridad, sino para que la infancia sea la semilla del capital humano que Argentina necesita para seguir creciendo, desarrollándose”.

 

Asimismo, Bettina Bulgueroni, presidenta de la Fundación Educando que tiene presencia en las 23 provincias y en la capital de la República Argentina, muy emocionada expresó: “A la Fundación Educando la creamos en el año 1999-2000, en un momento muy difícil de la Argentina. Elegimos educación como una herramienta para poder ayudar a jóvenes, adultos y adultos mayores a poder transitar por un futuro mejor mediante la educación”.

 

Además, recordó a Víktor Frankl: “Médico, psiquiatra, doctor en medicina, que vivió los momentos más difíciles y más duros que puede vivir un ser humano. Vivió la muerte de sus padres, de su esposa y, sin embargo, él sobrevivió. Sobrevivió a varios centros de concentración nazis, a la humillación más importante del ser humano del año 1942 al 45. Murió a los 97 años y nos dejó un libro maravilloso, con una gran enseñanza: que la salvación del hombre sólo es posible por el amor y a través del amor, y que esos campos de concentración donde le quitaron a sus padres, a su esposa, lo llevaron a seguir adelante y triunfar en el amor. Por eso le digo hoy a la DAIA muchas gracias, gracias por tanto amor”.

 

Por su parte, el presidente de la sociedad anónima que edita el Diario La Nación, Julio Saguier, manifestó: “En nuestro país venimos de ser testigos y protagonistas de múltiples intentos de silenciar la verdad para disfrazarla y subordinarla mezquinamente a interese de una facción. Pero una vez más, la prensa libre, en la cual destaco a La Nación, dio desde sus páginas, con una línea editorial sin posiciones, que le granjeó halagos, pero también reprimendas. Como venimos trabajando, desde hace 147 años, por un país para todos. Un país donde la libertad de pensar y expresar fueron consagradas por nuestra Constitución, sean también una realidad a la hora de informarnos y de construir opinión, una misión indeclinable de la que nos sentimos orgullos y pretende ser nuestro humilde aporte a la construcción de un futuro de unidad y prosperidad para nuestros hijos y nuestros nietos. En nombre de La Nación, por la cual estoy recibiendo esta distinción, quiero decir que en los tiempos duros la DAIA también ponía el hombro, también ayudaba y respaldaba en esos tiempos cuando las reprimendas, como decía, fueron bastante moneda común”.

 

En nombre de la Ciudad Cultural Konex, saludó su responsable, Andi Ovsejevich. Por el hospital Marie Curie lo hizo su director, Alejandro Fernández, y también Jorge Neuss.

 

Durante el cóctel, Luis Ovsejevich, presidente de la Fundación Konex e iniciador de la Ciudad Cultural Konex, que la DAIA premió y a cuyo frente está hoy su hijo Andy, manifestó a ItonGadol: “Siento la mayor satisfacción que puede tener un padre, que es ver a su hijo recibiendo un premio. Yo puse la semilla y mi hijo la hizo crecer”.

 

Por su parte, Bettina Bulgheroni destacó a ItonGadol que “en los año 1999 y 2000, cuando fundaron la Fundación Educando, había en el país una importante crisis económica y mucha gente la estaba pasando muy mal”. “Pensamos que teníamos que salir a ayudar”.